Hacer flexiones con cintas TRX

De tanto leer y estar en la misma posición se nos pueden afectar algunos músculos, por eso no hay nada mejor que combinar la literatura con ejercicios en cintas TRX. Hay que darle movimiento al cerebro, pero también al cuerpo, porque en nuestro organismo todo está conectado y si no nos ejercitamos físicamente podemos padecer problemas nerviosos.

Las cintas TRX han tenido muy buena aceptación entre la clientela, sobre todo porque se pueden conseguir con mucha facilidad, ya que las venden en muchos sitios, y porque se pueden comprar a precios módicos, sobre todo si son de segunda mano.

 

Comprar una cinta TRX se ha vuelto muy común en los últimos tiempos sobre todo porque en los gimnasios suele haber demasiada gente y se hace muy difícil ejercitarse con esa multitud. A mí, por lo menos, me llega a parecer asfixiante. Prefiero otras alternativas como correr por la ciudad o hacer ejercicios en mi cinta TRX.

Desde que la tengo hago mucho más ejercicios y me siento menos estresado. Además, le dedico tiempo a la lectura pero no me paso tantas horas en la misma posición. Solo es cuestión de establecer una dinámica diaria donde haya tiempo para actividades diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *